Cómo saber si estás listo para largarte

CHAPTER Nº 1 : LA DECISIÓN

Después de nuestra presentación en sociedad como estudio de diseño en el BAF ya no podemos parar y hay que seguir avanzando. La verdad es que conocimos a gente muy maja y parece que les gustó nuestro cambio de rumbo y estilo (¡bravo!).

Nos ha costado muchísimas dudas, incertidumbres y angustias llegar a tomar la decisión de embarcarnos en nuestro proyecto, así que si alguien está en esta situación de impase en su vida, dejad que contemos nuestra experiencia por si os puede ayudar.

Todo empieza con la desmotivación extrema en tu trabajo: nada te divierte, ni te motiva y si encima trabajas de lo que te gusta/has estudiado es más evidente que tienes un problema. Lo primero que nos pasó en nuestro caso, fue pensar en cambiar de trabajo. Hacer el curriculum de nuevo te hace sudar tinta pero en algún momento lo haces. Y te apuntas a Infojobs, vas pipeando ofertas y ¡oh sorpresa!, hay algunas que no pintan nada mal. Quieres enviar la solicitud pero no sabes porqué no acabas de enviarlo y te dices a ti mismo: a la siguiente me apunto fijo fijo. ¿Te suena?

Después de marear mucho la perdiz con esto te sientas y te preguntas, a ver, ¿por qué leches no me estoy apuntando a ninguna oferta? Es que no quiero empezar de cero en otro trabajo. Vale, entonces … ¿qué? Y empiezas a fantasear con ponerte por tu cuenta, cosa que al principio suena a gloria bendita, sin horarios, sin presiones externas y sin jefes (sin jefes!). Luego inevitablemente viene el terror sordo de la inestabilidad, el no tener nada fijo, el tener que luchar por cada cliente, jubilación, maternidad y un largo etcétera.

Vale, una vez llegados a este punto nos quedamos en blanco. ¿Me lanzo? ¿Me quedo? En mi caso concreto tomé la decisión en firme (y no sabéis el alivio inmediato que sentí, porque lo más angustioso es el momento en que no sabes qué hacer) cuando me hice la pregunta correcta. Siempre estaba y qué va a pasar si me voy, ¿¡QUÉ VA A PASAR!? Hasta que un día me pregunté, ¿qué pasa si me quedo? Y ahí queridos tuve mi epifanía: pasará que me voy a arrepentir si no lo intento, pasará que me sentiré una cobarde, pasará que no voy a ser feliz, ya me he hecho demasiadas preguntas y cuestionado todo como para NO hacer nada. Ya no. LO VOY A INTENTAR!

DECISION LIST

Ya iremos contando en el blog nuestras aventuras empresariales y cómo hemos llegado hasta aquí, con capítulos tan terroríficos como ‘Hacienda y tu’ (los diseñadores tenemos muchas cualidades pero sumar, restar y hacer trámites no están entre ellas).

¡Hasta la semana que viene!

Anuncios

3 pensamientos en “Cómo saber si estás listo para largarte

  1. Me gustó este artículo porque sale de la experiencia de ustedes. Se ve que han sopesado mucho este paso y se les siente livianas y contentas Xurris. Con fe en sus pasos y haciendo las cosas bien profesionalmente y bien del corazón, les auguro éxitos y muchas satisfacciones. Y por supuesto… dinero suficiente para una vida en paz.

    • Muchas gracias por tu apoyo siempre fiel!! Creemos que es importante compartir nuestra experiencia con quien tenga el gusanillo del cambio, no es nada fácil saltar, pero si lo haces con la confianza de los tuyos y tienes una gran companyera, jefa, confidente y amiga a tu lado se hace mucho más fácil. Te enviamos un beso muy grande!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s